MADURACIÓN DEL SER HUMANO


El ser humano al nacimiento, después de 38 a 42 semanas de gestación, es totalmente inmaduro.  Tiene el mismo potencial genético como cualquiera de las razas y etnias que pueblan el planeta. Este potencial tiene que ser reconocido, estudiado, analizado y estimulado para que cumpla con las propuestas biológicas de acuerdo a un programa genético preciso, pero que quede ser estimulado positiva o negativamente por el entorno familiar, la cultura y la influencia ambiental.

El potencial genético es de cien mil millones de neuronas con las que nace todo ser humano. Las neuronas son las células de la más alta especialización, cuyas funciones son recibir, trasmitir, guardar y procesar la información, y cuyo fin es el pensamiento, la inteligencia, el conocimiento, elementos que lo llevarán a ser único, el más complejo de todos los seres vivos.

La maduración neuronal se dará con una adecuada, ordenada y profesional estimulación temprana, el estímulo crea la función. Esta rama de la pediatría, estimulación temprana, se denomina así porque el cerebro humano madura el 75%  en los tres primeros años de vida y el 25% restante en los dos años que le siguen. Si no aprovechamos este periodo de vida tan complejo, el ser humano no estará apto en las etapas posteriores de escolaridad, adolescencia, madurez, y vivirá en SUBDESARROLLO.

Los gobiernos de los países en vías de desarrollo deberán invertir lo suficiente en la etapa de los 0 a 5 años de sus ciudadanos, en institutos de investigación en estimulación temprana que impartan servicios obligatorios a todos los niños de esa edad, solo así tendremos mejores hombres y mujeres con suficientes capacidades y destrezas desarrolladas para emprender.

José Basantes Paredes
Médico UMET

 

Ver más Artículos
 
porno porno